6 de septiembre de 2008

El Fin De Una Etapa

Caigo, y me vuelvo a levantar a duras penas,
Sangre en mis manos, la piel quedó en la arena,
El Sol deslumbra y asfixia, el suelo quema,
Pero puedo ver, allá a lo lejos, la ansiada meta.

Corro, y recuerdo las andanzas y los percances,
El camino tortuoso donde perdí mis lastres;
Recuerdo a Homero, a sus bestias, sus titanes,
Peores monstruos se me han puesto por delante.

Miro al horizonte, donde el mundo se hace infinito,
Y descubro lo que ya sabía desde un principio
El oasis que creí meta no es mi ultimo objetivo
Sólo el final de una etapa, un descanso concedido.

Salgo del fuego, avanzo hacia el nuevo reino,
Una majestuosa dama, toda cubierta de hielo,
Me da una fría bienvenida con su gélido aliento;
Todo se para, el tiempo, mis movimientos.

Nada, no hay nada, ni siquiera aire negro,
Anhelo saber a que me enfrento, pues no lo veo,
¿Soy yo mi enemigo? ¿Por qué me temo?
Acaso no podré vencer a mi alter-ego.

1 comentario:

  1. Un placer volver a encontrarse nuevos textos...

    Gabri

    ResponderEliminar